Bolsitas de currywurst con ketchup de tomate cherry

¡Comparte en las redes!

currywurst

Las currywurst son la comida rápida berlinesa por excelencia con permiso del Döner Kebap, que hay quien dice que fueron inventados en esta misma ciudad. En realidad el plato es toda una guarrada. Es decir, a salchichas chorreantes de grasa le añadimos un montón de ketchup, un pegotón de curry y… ¡Voilà! La globalización con calzador.

En fin, que llevaba tiempo queriendo intentar una versión casera y al final ha sido hoy, fin de mes y con la nevera más triste que un vegano en la matanza cuando me he decidido a intentarlo. Así, en mi mano había media cajita de tomates cherry a punto de ponerse mohinos, media cebolla y dos salchichas de carne de cerdo (si, todas son de carne pero me refiero a las salchichas frescas) y el resto de la masa de pizza que preparé ayer, ese pegote que no da para otra pizza pero que da pena tirar.

El resultado ha sido estupendo: Salchichas con un punto especiado dentro de un envoltorio crujiente y el sabroso ketchup para terminar de armar un plato ideal para partidos de fútbol, cumpleaños y todo tipo de eventos lúdico-festivos.

 

Ingredientes 

Para el ketchup

200 gramos de tomatitos cherry (se puede sustituir, pero el dulzor de estos va de lujo para esta salsa)

Media cebolla

Un diente de ajo

Una cucharada de postre de sirope de azúcar (el azúcar moreno también vale, aunque así queda más meloso)

Un cuarto de pimiento rojo

Vinagre blanco

Sal

Especial: dos cucharadas de pimentón dulce, media de canela, media de pimienta blanca y un golpe del preparado para paellas del Mercadona (para quien no tenga lleva colorante, clavo y azafrán)

Para las currywurst

Masa de pizza

Salchichas de cerdo (Aquí entrán todas las variaciones salchichiles que os podáis imaginar, no os cortéis)

Dos cucharadas soperas de Curry

Medio limón

Preparación

Para el ketchup

Llevaba tiempo detrás de hacer un ketchup casero para ver como era esta salsa sin haber salido de una fábrica y la verdad es que ha sido todo un descubrimiento. Sabroso, agridulce y especiado, que más se puede pedir. La receta es una variación de esta de Directo al Paladar a los que hay que atribuirles todo el mérito. Pochamos a fuego lento la cebolla, el pimiento y el ajo evitando que se queme. Una vez que estén le añadimos los tomates cherry cortados en trocitos y dejamos hacer a fuego lento una media hora. Yo tuve que añadir un poco de agua para que no se pegara y ligara todo bien… Maravillas de tener una cocina de resistencia eléctrica. Añadimos el sirope, el vinagre y las especias y dejamos 5 minutillos más en el fuego antes de retirar y pasar por la batidora. Dejar enfriar.

Para las currywurst

Cortamos las salchichas en trozos de alrededor de 5 centímetros y dejamos macerar una hora en un bol con el zumo del limón y el curry. Mientras, le damos con el rodillo a la masa hasta que esté fina (5 milimetros o así). Hacemos una placa rectangular cortando los bordes irregulares y hacemos tiras de la anchura de los trozos de sachicha y con una longitud suficiente para poder enrrollarlos. Una vez enrrollados los tapamos por arriba y por abajo con una tapa de masa y los metemos al horno (250 grados) unos 15 minutos.

Emplatar

Aquí depende de cada uno, pero si espolvoreamos curry antes de servir el ketchup y las salchichas (como en la foto) queda de lo más resultón.

Gordiconsejo


Una lonchita de bacon encima de la masa antes de enrollar las salchichas le dan a esté plato un plus chic de gordura sin complejos para todos los públicos.

https://web.archive.org/web/http://www.gordipan.com:80/2012/04/bolsitas-de-currywurst-con-ketchup-de.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *