¿Cómo hacer pan sobado?

¡Comparte en las redes!

La elaboración de un buen pan es un proceso que puede llevar su tiempo ya que hay varios elementos a tomar en cuenta para que este adquiera la textura suave y deseada, por ejemplo la forma de amasar, el tiempo de coacción, las cantidades de los ingredientes y demás. El pan sobado es uno de textura suave y de sabor irresistible ya que tiene un toque ligeramente dulce a diferencia de otros panes, también es conocido como “pan de manteca” o “pan de agua”.
Si quieres aprender sobre panes este es uno de los primeros que debe estar en tu recetario, si no sabes cómo prepararlo hoy te enseñaremos ¿cómo hacer pan sobado?
Paso uno: Los ingredientes
Para hacer un pan de textura tan suave y con un toque de dulce puedes agregar: 3 ½ tazas de harina leudante o para hacer pan, ¼ de taza de agua tibia, una taza de leche, ¼ de manteca o mantequilla, ¼ de taza de azúcar blanca, un huevo batido, un poco de sal, 1 cucharada de levadura. Los ingredientes pueden variar según la preparación, pero básicamente son harina, huevo, agua tibia, levadura, sal y azúcar.
Paso dos: Preparación


Pon en el agua tibia la levadura junto a la azúcar esta se dejará fermentar por unos momentos. Luego se mezcla un poco de agua caliente con manteca, sal y azúcar. Una vez listo este procedimiento se puede juntar las dos mezclas asegurándose de que la de agua caliente ya esté un poco tibia.
Tras esto viene la agregación de la harina, en este punto debes ir incorporándola poco a poco a la mezcla de manteca, azúcar, sal, levadura y agua. Una vez que se forme la masa llegó la hora de la verdad: amasar.
Paso 3: Amasar y al horno


El amasado es un punto a parte ya que de este depende mucho el resultado final. Crea una superficie enharinada y sobre ella comienza a amasar hasta obtener una masa suave que baje y suba de nuevo con el toque de tu dedo, es importante que si se te pega la masa de los dedos vayas agregando un poco más de harina en la superficie para amasar.
Tapa tu masa con un paño o plástico y déjala reposar por 2 o 3 horas antes de dividir la masa y meter los panes al horno. Dejar unos minutos (horno precalentado a 180 °C), si al tocar está hueco ya tienes tu pan ¡listo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *