Langostinos picantes con ajo y mantequilla

¡Comparte en las redes!


Los langostinos son como las langostas pero más pequeños y con un nombre que parece el de un señor de la posguerra. Una vez hecho el chiste malo que se me acaba de ocurrir, solo decir que esta es una receta completamente improvisada pero que ha quedado de lo más resultona. ¿Y como he llegado hasta aquí? Pues aplicando la sencilla técnica gordipánica de engorde por la que platos aparentemente sanos se transforman en una bomba de calorías. Ahí va.


Ingredientes

Medio kilo de langostinos
4 dientes de ajo
una nuez de mantequilla
Una cucharada sopera de tabasco
una cucharada de postre de salsa barbacoa
Medio vaso de vino blanco
Unas hojillas de cilantro
Aceite de oliva, pimienta y sal


Preparación


Pelamos las gambas y guardamos pieles y cabezas por un lado y colas por otro.


En una sartén, ponemos el medio vaso de vino y llevamos a ebullición. Añadimos pieles y cabezas y machacamos estas últimas con un tenedor. Cuando lleve 5 minutos, colamos el jugo resultante y desechamos las cabezas y las pieles.


En otra sartén (o en la misma, si preferimos limpiarla), ponemos la mantequilla y un chorreón de aceite de oliva. Cuando esté caliente  añadimos los dientes de ajo picados y damos unas vueltas 


Agregamos el tabasco, la salsa barbacoa y el jugo del vino y las cabezas que teníamos reservado.


Dejamos hacer a fuego medio hasta que falten u nos cinco minutos para que el caldo esté convenientemente reducido.


Añadimos las colas de los langostinos y apagamos cuando estén hechas pero jugosas.


Servimos con las hojas de cilantro y un poco de pimienta negra.


Gordiconsejo

Como veis en la foto, yo los he servido sobre un lecho de calabacines fritos, y la verdad es que funciona perfectamente como gordigrasosa guarnición.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *